Cómo hacer tangible tu formación online

Plataformas de formación online. Usar este recurso para capacitarte te da valor como profesional.
Foto: Paula Robledano Sanz“Fotos para nuestro Blog” (Jóvenes Proyectos)

A medida que avanzas en tu carrera te surgen inquietudes sobre las distintas áreas a las que puedes dedicarte en tu vida profesional.

La universidad te proporciona un conocimiento general que puedes aprovechar, pero capacitarte por tu cuenta en temas que sean de tu interés le da un valor agregado a cada curso y materia de tu carrera.

Como complemento a tu formación principal, una opción cómoda cada vez más utilizada son los cursos online. Existen varias plataformas de cursos online que son más específicos y especializados como Domestika o Coursera. Tienen actividades prácticas en el contenido de sus cursos, la metodología de enseñanza es parecida a la de una universidad y… ¡tiene el mismo abismo al terminar! De cara al mundo laboral, puedes estar capacitado para un trabajo pero aún no lo has demostrado.

Más aún, hay tal abanico de oferta, que entre los empleadores es difícil distinguir entre cursos de mayor o menor calidad, e imposible de determinar la actitud como estudiante al realizar estos cursos (“¿Se lo ha tomado en serio, o se inscribió mientras tomaba el sol en Canarias?”).

¿Estudias online? ¡Dale peso con prácticas reales!

Valida tu formación online. Practicando en empresas reales lo que has aprendido en cursos online potencias esta formación.

Mientras realizas estos cursos, puedes practicar con ejemplos reales de empresas que lo necesitan. El esfuerzo será el mismo, pero saldrás de tu curso con experiencia demostrada y contacto con el mundo laboral.

En Jóvenes Proyectos tienes la oportunidad de participar en proyectos reales a medida que vas adquiriendo tu conocimiento y vas participando en distintos cursos online. Tienes dos alternativas: proponer ideas que te gustaría desarrollar, basadas en el contenido de tu curso y que las empresas te contacten para que adaptes tus ideas a su realidad. O encontrar la propuesta que más se acerque al contenido de lo que estás cursando y que empresas reales ya han publicado en la plataforma.

Ponte manos a la obra antes de empezar el curso, con algo de antelación para que las empresas se inscriban. Si no encuentras empresas que se inscriban en tu propuesta, puedes probar a enviar un email a empresas que te inspiren para animarlas a participar. Una opción es intentar contactar por LinkedIn con gente que trabaje en el departamento que te interesa. Otra es escribir a emails públicos de atención al cliente o recursos humanos que puedan recibir tu petición.

¡Atrévete y haz cosas que te diferencien! Contacta a las empresas con las que quieras trabajar o para las que te gustaría desarrollar proyectos.

Todo son ventajas

Como ya hemos dicho, el esfuerzo será el mismo, pero además puedes practicar lo aprendido, te das a conocer en el mundo empresarial con tu innovación y motivación por aprender y complementar tus estudios; además de profundizar tus conocimientos y resolver dudas en un contexto real.

Sales de tu formación, no sólo con un curso, sino con una colaboración real con una empresa.

Anímate a subir tus propuestas como otros estudiantes lo han hecho y abre el diálogo con empresas que quieren explorar alternativas innovadoras.

Mira algunos ejemplos de los requerimientos que empresas reales han subido a Jóvenes Proyectos y lánzate a crear tus propuestas y puedas demostrar tu valía en el mundo laboral.